Revista

salta20_coronavirus_zigaran_aguaray

Adrián Zigarán

Administrar la pobreza

El pasado 19 de noviembre la provincia y la Legislatura, resolvieron intervenir el municipio de Aguaray, uno de los más pobres de Salta, tras el escándalo del robo de caños del gasoducto del NEA. Por la acción hoy está preso su ex intendente, Enrique Prado.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El principal impulsor de estas denuncias y quien frenó el robo del gasoducto fue Adrián Zigarán, el ex Secretario de Participación Ciudadana del Gobierno de Salta y un gran conocedor de la zona, es por eso que el Gobernador Gustavo Sáenz, resolvió nombrarlo como interventor de Aguaray, una verdadera “caldera” y no sólo por el calor.

¿Qué significa estar parado en esa caldera?

Bueno, yo como les digo a los de allá y a los de acá; ni es tanto que es el quinto infierno. Y a los de allá, que se queden tranquilos, porque ellos tienen la interpretación de que los interventores van a sacar cosas del pueblo, en vez de ayudar, es como que van a robarse algo. Entonces le dije que uno de los desafíos cuando yo me vaya, es que a mis amigos de acá, demostrarles que no es el quinto infierno; y a los de allá que los de Capital no van a robarle nada. Entones es como romper dos mitos en uno, por un lado.

Fuiste el que empezaste con las denuncias contra el ex intendente Jorge Prado, por el robo de un gasoducto…

A finales de febrero se hace la denuncia y principios de marzo, es cuando Gendarmería intercepta los dos primeros camiones en el municipio de Aguaray y comienza el lamentable asunto del robo de los caños del gasoducto del NEA.

Ese juicio tenía fecha de inicio el 18 de noviembre, entiendo que el fiscal va a pedir una prórroga de inicio de juicio y la novedad que puede cambiar la suerte del intendente es una resolución que genera, señalando que esos caños provocaban un daño ambiental, con lo cual, le solicitaba a una empresa de Mendoza que los retire. El fiscal va a demostrar que eso es una pantalla que sirvió para que estas empresas saquen los caños, que son del Gobierno nacional, son bienes del Estado.

Esa situación fue noticia nacional. Está calificado como uno de los más grandes robos al patrimonio del Estado de la historia…

Sí. Nacional e internacional, porque la verdad es que es un tema muy grande y será la justicia federal la que determine realmente que es lo que sucedió.  Yo creo que Prado es solo un eslabón en una cadena mucho más grande.

¿Cuándo llegaste a la intervención?

Yo llegué el 19 de octubre.

¿Y qué encontraste cuando llegaste? ¿Cómo viste el Municipio? ¿Cómo viste las arcas municipales? ¿Cómo viste los ánimos de los empleados municipales y de los Concejales?

El panorama no era muy bueno. Allá había una grieta de los que estaban a favor y en contra de la intervención. Mitad del pueblo, para que te des una idea, para un lado y la mitad para otro.

En ese contexto llegamos, y se les debía 2 meses a los trabajadores eventuales o planilleros como le dicen en el norte, 4 meses a los concejales, 5 meses de pauta. Llegamos con el Municipio sin combustible, sin crédito; todos los proveedores les habían cortado todo tipo de crédito.

Hicimos una foto contable, patrimonial y de empleados. La foto contable nos daba que había un déficit de $19 millones. A raíz de esa declaración, el fiscal Armando Cazón toma noticia crimini, tras las denuncias periodísticas, e inicia una causa para que el ex intendente diga cómo se produjo ese déficit. Nosotros tuvimos 5 requerimientos judiciales, es decir, trabajamos con Gendarmería Nacional dentro del Municipio porque el fiscal hace el requerimiento. Son una suerte de preallanamiento o allanamiento saludable, para que la gente entienda, donde ellos van con determinado requerimientos y nosotros ponemos a disposición la información que nos piden.

En los medios salió que desde la intervención se denunció el faltante de los fondos públicos…

No,  se malinterpretó que nosotros hicimos la denuncia por el faltante, y vuelvo a repetir, nosotros no tenemos el tiempo para determinar cómo está compuesto el faltante de esos $19 millones. Hoy está la auditoria, en estos momentos en el municipio, y son ellos los que van a determinar cómo se compone esa deuda. De ahí verán si es un tema doloso o de mal funcionamiento financiero, o la sobredimensión del personal. Bueno, nosotros nunca decimos que hay un delito hasta tanto no se expida o la auditoria o el fiscal Cazón.

No solo Aguaray, sino todos los municipios del interior salteño son como tierra arrasada después de años de gestiones corruptas, ¿es lo que realmente sucede, o es una exageración esta imagen?

Mira, yo los veo a los municipios del interior como fondos de desempleo. Acordate que estamos en una pandemia, el municipio de Aguaray tiene entre planta permanente, contratados y trabajadores eventuales de más de 600 personas. Cuando el municipio es de 15 mil habitantes. Es una barbaridad. Hay municipios que son sustentables con 250 personas. Imagínate que el Municipio de Tartagal que es el más grande que tenemos por la zona, tiene 100 mil habitantes y 1200 o 1300 trabajadores. Entonces, o a mí me sobran 300 empleados, o me faltan 35 mil habitantes.

La desproporción se nota mucho. Y de ahí con respecto al comercio o las fuentes de trabajo, es nulo todo…

Y bueno, el municipio es el de más alto índice de desempleo de la provincia, junto con Rivadavia. Entonces, el componente social es bastante volátil, conflictivo porque es un departamento que fue cuna de oro en la época de YPF, y hoy la calidad de vida bajó una barbaridad. Cuando digo hoy, me refiero a los últimos 20 o 25 años del menemismo para acá, donde se produce la privatización. Y bueno, es lo que hay, en donde, si no son absorbidas en grados muy menores por las petroleras que están operando en la zona, el Estado es la única herramienta que tienen.

Entones hoy los municipios están funcionando como una suerte de fondo de desempleo, y esto hace inviable cualquier inversión con fondos propios.

¿Es inviable al futuro el municipio?

No, yo creo que haciendo los ajustes que hay que hacer, estando atentos a los fondos internacionales, nacionales y provinciales, podemos darle otra dinámica. Hoy está estancado el municipio porque imagínate que yo recibo en todo concepto, $17 millones de ingresos y sólo en personal tengo un egreso de $16 millones y medio, con lo cual me queda solo $500 mil para los gastos corrientes cuando es un municipio que requiere $2 millones como para poder ser sustentable.

Te alcanza solo para pagar los sueldos…

Sí, pero es todo lo que recibimos. Más la deuda que hay que pagar, y se sigue debiendo dos meses a estos eventuales. Entonces nosotros tenemos que reperfilar esa deuda, tratar de saldar estos meses que tenemos con los trabajadores eventuales, para empezar a hacer ajustes en enero y febrero.

Se vienen meses conflictivos porque  también te toca el tema del dengue, de las inundaciones. Se te viene lo peor el año…

Sí. En el norte viene bravo el verano. Hubo un rebrote de coronavirus en Aguaray, así que estamos trabajando en eso. Estamos con el descacharrado por el tema del dengue y también tenemos problemas de agua, de electricidad, que con la  llegada  del verano se intensifica. Así que tenemos que estar preparados para pasar fin de año, enero y febrero.

¿La intervención tiene plazos o tiene objetivos?

La intervención tiene un plazo, hasta el 10 diciembre del 2021. Y después están los objetivos personales de cambiar la dinámica del Municipio; eso ya es propio. Yo creo que lo vamos lograr; hay que darle otra dinámica a la economía del pueblo. Por decirte; frutas y verduras se compra en Orán, cuando tenemos una tierra tan rica como la de Orán. En el norte, tiras lo que quieras y sale. Entonces habrá que hacer varias tareas, entre ellas, un acuerdo con el INTA y  enseñar a la gente a producir alimentos.

Pero para darte una idea. No hay finca que no tenga 10 hectáreas de palta o de mango que allá sale como ligustrin y sin embargo no hay, cuando es una cosa que es tan vendible.

Me acuerdo cuando era chico, vivía en Aguaray y sentía como caían los mangos, igual que las paltas. Había en todas las casas, en todas las calles…

Claro. En todas las casas debe haber tres paltas y tres mangos. Pero a su vez no hay como una producción. A mí me llama la atención que nadie con una finca chica se atreva a poner plantaciones de palta Hass, que son las exportables o distintos cítricos. La verdad que no entiendo, ya voy a empezar  a aprender y a preguntar, porque el tema del agua es un problema de todos lados, pero Aguaray tiene fuente propia de agua. Es una pequeña inversión de hacer un pozo de 40 metros y ya tenes agua.

Pero bueno, veremos. Yo estoy en este momento en una instancia de ignorancia, porque hay cosas que se pueden producir ahí y no se hacen. Quizás la gente tenga más experiencia que yo, tampoco es que voy a descubrir la pólvora. Pero bueno, hay muchas cosas que me llaman la atención.

Esto es un reto personal para vos, pero políticamente también representa un enorme esfuerzo de la provincia por rescatar uno de los municipios fronterizo. ¿Está ubicación Te complica más la situación?

No. No asocio eso para nada. En todo caso si el municipio de Salvador Mazza, por el ir y venir de bagalleros, que es una economía o microeconomía real. Cuando decían “está cerrada la frontera” y veía los camiones que se amontonan ahí en Aguaray, yo decía “y bueno, a dónde van estos camiones”. O sea, obviamente que hay un flujo de ida y vuelta con Bolivia desde el municipio de Salvador Mazza que no se puede parar con nada. Ahora ya es un paso habilitado, tengo entendido que a partir del 13 de noviembre, pero vuelvo a repetir, no influye en Aguaray el tema de ser área de frontera.

Pero hay un puesto de Gendarmería enorme ahí…

Claro. Hay un puesto que es una barrera importante y tenes el ultimo, que hay dos más, uno saliendo de Carapari y el otro en Mazza específicamente.

Aguaray tiene cosas muy lindas, como Acambuco, como Yariguarenda o Itiyuro. ¿Te vas a tomar el tiempo para hacer turismo?

Sí, la gente quiere que vaya por los parajes, pero primero había que ordenar el Municipio, crear un Gabinete. La Carta Orgánica me obligaba a conformar de manera urgente un gabinete porque ninguna resolución del Intendente puede ir si no está acompañada por un Secretario del área a la cual pertenece esa directiva.

Ahora que ya está en funcionamiento ya puedo ir por los parajes. Pero cada salida por los parajes es demanda de la gente que necesita, que vienen con 20 años de atraso de mejoras y la intendencia no tiene un solo peso. Entones estoy demorando esa salida porque la gente tiene demandas insatisfechas y no estamos en condiciones en este momento de cumplir con ninguna.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Recientes

Manténgase al día

Subscribase a nuestra Newsletter semanal

Una selección de nuestras mejores notas, en su cuenta de correo.

Revista

Staff

Director

Eduardo Huaity González

Redacción

Macarena Maristany, Gonzalo Teruel y Estanislao Dieguez.

Colaboradores

Ernesto Bisceglia, Gustavo Ítalo Yanicelli y Julio Frías

Salvador® es una publicación de
Editorial ABC S.R.L.
Gral Güemes 1717
Salta, Argentina