Revista

5950e18aba466_900

Movimientos de consecuencias impredecibles

La posible eliminación de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias promovida por el gobernador Gustavo Sáenz puede desordenar el escenario político y acarrear consecuencias electorales insospechadas.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

No pasa nada y, al mismo tiempo, pasa de todo. O, mejor dicho, puede pasar cualquier cosa. Aunque parezca contradictorio, ese es el análisis que puede hacerse de la política salteña a un año de las elecciones.

En efecto, a menos de un año de las elecciones que se adelantarán para el mes de abril o mayo para despegarlas de las presidenciales, nadie puede asegurar cuáles serán las reglas de juego y, mucho menos aún, quiénes serán los jugadores y los equipos.

El gobernador Gustavo Sáenz convocó a una “ronda de diálogo” con referentes de todos los partidos políticos para escuchar sus opiniones sobre la conveniencia o no de continuar realizando elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Pero antes de escuchar todas esas opiniones, emitió la suya: hay que terminar con las PASO.

Insólito movimiento el del mandatario provincial: un líder escucha a todos y recién opina o, por el contrario, opina y ejecuta sin escuchar a los demás. Más aún, la inmensa mayoría se expresó a favor de las PASO, pero el gobernador se expone a eliminarlas y mostrarse como alguien que no escucha o no acepta opiniones distintas a la suya. Peor aún, ni el mandatario ni sus asesores políticos pudieron explicar todavía cuál es el beneficio de tal decisión.

“El argumento que ‘la gente no quiere votar’ no se condice con la realidad: desde el regreso de la democracia en 1983, la baja participación no es un dato” explicitó un consultor político leído y escuchado por oficialistas y opositores y precisó que “en Salta hubo un pico de participación en 1999 con un 92% mientras que desde 2003 y hasta 2021 esa participación electoral es mayor al 60% y de casi 65%: 63% entonces y 64% el año pasado”.

Que las PASO sean una erogación innecesaria es un argumento muy endeble también: en la administración pública provincial existen, seguramente, mil lugares mejores para ahorrar recursos. La participación ciudadana nunca es un gasto innecesario.

Pero, además, en la última década las PASO ordenaron de una manera determinada el escenario político y en beneficio de los oficialismos. Quitarlas puede reacomodar ese escenario de una manera impredecible y hasta perjudicial para el gobierno provincial. “Había un acuerdo obvio: 8 años para Gustavo Sáenz en la provincia y 8 años para Bettina Romero en la ciudad” recordó un asesor externo del Gran Bourg y reconoció que “todavía no pasó nada y no hubo ningún episodio que rompa ese acuerdo, pero sin embargo todos estamos pensando que se puede romper y que, sin las PASO, la disputa entre el gobernador y la intendenta pueda adelantarse para el año próximo”.

Nadie lo admite en público, pero cada vez son más los que observan la cercanía, sobreactuada en las últimas semanas, entre el gobernador Sáenz y el senador Emiliano Durand como un claro desafío a la intendenta Romero. Una eventual candidatura de Durand, sin dudas, pone en riesgo la reelección de Romero. Pero, también, constituye una dificultad para la reelección del gobernador al perder a su aliado más importante en la principal ciudad de la provincia, lugar donde está el 50% de los votos.

¿Gustavo está en condiciones de romper con Bettina?, ¿puede prescindir del romersimo?, ¿le conviene dinamitar los puentes con Juntos por el Cambio?

“Eliminar las PASO y volver de hecho a la ‘Ley de Lemas’ es una decisión arriesgada porque nadie puede asegurar como se van a organizar las fuerzas políticas” señaló el asesor antes mencionado y sentenció que “en el Grand Bourg nadie explica nada y entonces es difícil saber cuál es la estrategia de Gustavo Sáenz y lo mismo pasa en el Centro Cívico Municipal así que, también, es difícil saber qué va a hacer Bettina Romero”.

Más allá de sus diferencias, en algo se parecen y mucho los principales líderes de la provincia, el gobernador Gustavo Sáenz y la intendenta Bettina Romero: en su incapacidad para comunicar con claridad estrategias políticas y de gestión.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Revista

Staff

Director

Eduardo Huaity González

Redacción

Macarena Maristany, Gonzalo Teruel y Estanislao Dieguez.

Colaboradores

Ernesto Bisceglia y Gustavo Ítalo Yanicelli.

Producción

Revista Salvador.

Foto de tapa

Fabián Villaroel.

Maquillaje y estilismo

Facundo y “Chino” Burgos.

Redes

Silvina Miño y Gonzalo Pereyra.

Salvador® es una publicación de
Editorial ABC S.R.L.
Gral Güemes 1717
Salta, Argentina

Staff

Director

Eduardo Huaity González

Redacción

Macarena Maristany, Gonzalo Teruel y Estanislao Dieguez.

Colaboradores

Ernesto Bisceglia y Gustavo Ítalo Yanicelli.

Producción

Revista Salvador.

Foto de tapa

Fabián Villaroel.

Maquillaje y estilismo

Facundo y “Chino” Burgos.

Redes

Silvina Miño y Gonzalo Pereyra.

Revista Salvador - Logo

Staff

Director

Eduardo Huaity González

Redacción

Macarena Maristany, Gonzalo Teruel y Estanislao Dieguez.

Colaboradores

Ernesto Bisceglia y Gustavo Ítalo Yanicelli.

Producción

Revista Salvador.

Foto de tapa

Fabián Villaroel.

Maquillaje y estilismo

Facundo y “Chino” Burgos.

Redes

Silvina Miño y Gonzalo Pereyra.

Revista Salvador - Logo