Revista

YXKUOTIYX5CMBA75TDWMWPVYAM

Sin retrato y sin reconocimiento

“Allá va ese Martín Güemes, barba florida y entera” cantaba Jorge Cafrune hace muchos años y cuando todavía el más ilustre de los gauchos no contaba con el reconocimiento como Héroe Nacional que, ahora sí y con toda justicia, le profesa el pueblo todo de la Argentina.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Usaba barba y barba muy larga cuando entraba en campaña para defender la naciente independencia de las Américas. Poco más conocemos de su imagen porque, como tantos otros líderes de su época, Martín Miguel de Güemes nunca fue retratado.

“No existe un retrato del verdadero Güemes. El que circula por allí es una especie de identikit obtenido en base a recuerdos y precisiones de quienes lo conocieron. Si confiesa la tradición que fue de talla erguida, esbelta e imponente y no muy apuesto de fisonomía (era muy pálido). Su barba oscurísima como el cabello, cuentan que solía crecerle hasta el pecho cuando estaba en campaña…” explica Violeta Herrero en su libro “La tercera gesta” y, de algún modo, confirma lo que puede leerse en “Sueños y realidades” de Juana Manuela Gorriti “Alto, esbelto, de admirable apostura, de cabellera negra, de largos bucles y una barba rizada y brillante que encuadraban su bello rostro de perfil griego y expresión dulce y benigna”.

La imagen que nos llega del prócer es, en efecto, una creación a partir de testimonios de quienes lo conocieron y del parecido de sus descendientes. En el Museo Nacional de Bellas Artes se conserva una carta de julio de 1903 dirigida al pintor Eduardo Schiaffino y dirigida por Luis Güemes Castro, nieto del héroe salteño, agradeciéndole “el buen retrato que tuvo Ud. la fineza de hacer al pastel negro, copiando mi persona”.

Esa creación artística de Schiaffino es, sin embargo y de algún modo, una reinterpretación de al menos un par de obras anteriores: un primer retrato realizado por el plástico francés Ernest Charton que visitó Salta en 1876 y otro del salteño Flavio García publicado en 1885 en el cuadernillo “Conmemoración del 17 de junio de 1821. Homenaje a la memoria del patriota Güemes” editado por Ángel Justiniano Carranza en imprenta El Comercio.

“El retrato (de Schiaffino) seguía en buena medida el modelo iconográfico inaugurado por aquel que Ernest Charton, a instancias de su protector Juan María Gutiérrez, había realizado en Salta en 1876, para el cual el artista francés se habría inspirado no solo en las descripciones de la apariencia del revolucionario salteño sino, sobre todo, en la fisonomía de sus familiares. Ese retrato no se conserva, pero sí sus versiones litográficas ejecutadas en 1885 por F. Hoyos para La Ilustración Argentina y en 1895 por F. Fortuny. El cuadro de Schiaffino, sin embargo, aun cuando seguía la tradición de vestir a Güemes con uniforme de húsar en vez de ropas ‘de gaucho’, inauguraba la pose de brazos cruzados, exhibiendo además su espada. El dibujo de Schiaffino, que tenía el propósito de ser el estudio para una pintura, lo presenta como un héroe en reposo, firme pero sereno” resume un texto de la investigadora del CONICET, Laura Malosetti Costa, y publicado por el Ministerio de Cultura de la Nación con motivo, en junio de 2021, del bicentenario de la muerte de Martín Miguel de Güemes.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Recientes

Manténgase al día

Subscribase a nuestra Newsletter semanal

Una selección de nuestras mejores notas, en su cuenta de correo.

Revista

Director

Eduardo Huaity González

Salvador® es una publicación de
Editorial ABC S.R.L.
Gral Güemes 1717
Salta, Argentina