Revista

precios-de-la-canasta-basica-696x463

En junio, una familia necesitó más de $104.000 para no ser pobre

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Canasta básica trepó 4,6% en junio: una familia necesitó más de $104.000 para no ser pobre. Además, el costo de la canasta básica alimentaria (CBA) también subió 4,6% en junio, por lo que una familia necesitó percibir ingresos por $46.525,30 para no caer en la indigencia, informó el INDEC.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que mide la línea de pobreza, subió un 4,55% en junio, por debajo de la inflación general, por ende, una familia «tipo» (dos adultos y dos niños) necesitó en el sexto mes del año $104.216,80 para no ser considerada pobre, según informó el INDEC este jueves. Vale aclarar que esta cifra no tiene en cuenta el gasto en alquiler.

Por su parte, el costo de la canasta básica alimentaria (CBA) también subió 4,6% en junio, por lo que una familia necesitó percibir ingresos por $46.525,30 para no caer en la indigencia, agregó el INDEC.

De esta forma, en los primeros seis meses del año la CBT acumuló un aumento de 36,9%, mientras que la CBA subió 41,1%, frente a un incremento general de índice de costo de vida de 36,2% en el mismo período. En tanto, en los últimos doce meses, el costo de la CBA avanzó 63,7 % y la CBT 56,7%. En este mismo período, la inflación acumuló un avance de 64%.

Al cierre del año pasado, el 37,3% de la población se encontraba por debajo de la línea de la pobreza, contra el 42% registrado en segundo semestre de 2020, en medio de la cuarentena impulsada para morigerar el avance de la primera ola de coronavirus en el país.

Entre ambas mediciones, la economía creció 10,3% en 2021, con lo que pudo recuperarse de la caída de 9,9% registrada en 2020. En junio, el índice general de precios al consumidor marcó un incremento de 5,3% y quebró la tendencia declinante que venía mostrando desde marzo cuando alcanzó un pico de 6,7%.

Durante el sexto mes del corriente año el rubro con mayor suba fue Salud, con el 7,4 %, en el que se destacó por su incidencia el aumento de la cuota de la medicina prepaga; seguido por Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (6,8%) -por la incidencia del aumento de las tarifas de electricidad y gas, y de la paritaria de encargados de edificio en los gastos de la vivienda-, y Bebidas alcohólicas y tabaco (6,7%) -junto al aumento de las bebidas, se destacó el arrastre que dejó el alza de cigarrillos del mes de mayo-.

Por debajo del promedio se ubicaron «bienes y servicios varios» con el 5%; transporte con el 4,7%, y alimentos y Bebidas no alcohólicas con el 4,6%. La canasta básica alimentaria (CBA) que releva el Indec toma en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que dos personas adultas y dos menores, cubran durante un mes sus necesidades.

En tanto, para determinar el costo de la canasta básica total (CBT) se amplía el esquema original adoptado para la canasta básica alimentaria, sumando bienes y servicios no alimentarios, entre los que se encuentran la indumentaria, el transporte y otros servicios considerados esenciales.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Recientes

Manténgase al día

Subscribase a nuestra Newsletter semanal

Una selección de nuestras mejores notas, en su cuenta de correo.

Revista

Director

Eduardo Huaity González

Salvador® es una publicación de
Editorial ABC S.R.L.
Gral Güemes 1717
Salta, Argentina