Revista

DSC_2326-Editar

“El patriarcado es una forma de cultura”

Iris Rodríguez es diseñadora de modas y desde hace 12 años vive en Londres, en donde combina su actividad en el mundo glamorosa de la moda con la lucha por los derechos de la mujer en todo el mundo.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Iris viajó por el mundo, estuvo antes tres años en Estados Unidos y el año pasado organizó el Encuentro Internacional de Mujeres en Dubai, algo inédito, ya que este país árabe es uno de los más restrictivos del mundo a la hora de reconocer los derechos de la mujer. A pesar de tener el pasaporte lleno de sellos de entradas y salidas de distintos países, la sangre tira y el año pasado decidió llevar adelante este Encuentro en Salta, su tierra natal.

En su tarea contó con el apoyo de la Global Network for Women’s Rights, en Salta con la fiscal Verónica Simense de Bielke, expositora durante el encuentro que se llevó a cabo entre el 10 y el 11 de marzo.

“El patriarcado es una forma de cultura” - Revista Salvador

¿En estos 12 años avanzó, retrocedió o está estancado el tema de la lucha de las mujeres?

Avanzó. Muy despacio, pero va, va a paso firme y seguro. Tengo la convicción de que las mujeres están, y es un movimiento mundial. Hay embajadoras de Pakistán, de India; que vienen de culturas muy patriarcales, sin embargo, veo que es global en movimiento y Argentina no queda de lado.

¿Las diferencias entre distintos grupos de feministas, debilita el movimiento?

No para nada, porque todas vamos hacia el mismo objetivo. Soy muy respetuosa de todos los movimientos, y sé que hay muchas fracciones, algunas más politizadas que otras; otras que tienen muchísimo más el campo de acción como objetivo. Pero respeto todos los movimientos y creo que es muy importante que se haga.

Me comentaste que ya hiciste en este encuentro de mujeres en Dubai. Hacerlo en un país árabe una conferencia de mujeres debe ser algo complicado…

Fue un desafío. Desde que inició la idea de hacerlo fue un desafío, pero buscamos la forma y los mecanismos para lograrlo. Hicimos un buen trabajo con el poder político de Dubai. Siempre tomamos a la mujer como referente que aporta a la sociedad, no lo tomamos de lado de la confrontación, no lo tomamos desde el lado de la búsqueda incesante de igualdad, si lo hubiésemos hecho, no hacíamos nada. Muchas veces hay que ser diplomáticas para avanzar en la causa.

La realidad de los derechos de la mujer cambia de país a país…

Sí, pero desde la creación de la Global Network for Women’s Rights, qué es una red que creamos en plena pandemia, pudimos coincidir que hay problemas comunes a todas; si bien tenemos muchas culturas e idiosincrasias distintas, si podemos coincidir en muchos puntos en común. La mujer siempre va a tener un motivo de lucha, sea donde sea, hay injusticias o no se respetan los derechos de las mujeres.

¿Cuántas personas tiene la Red?

Y tenemos ya 30 oradoras de los cinco continentes: de Asia, de Europa, de América Latina, hasta de Australia. Tenemos muchas oradoras que también siempre están dispuestas a participar.

Cuando comenzaste esta tarea, ¿Te preguntaste, esto es una lucha por los derechos de la mujer o es una lucha del feminismo?

Es una lucha por los derechos de la mujer. Somos mujeres que más allá de las etiquetas.

¿Es una ONG, o es un organismo estatal?

No, Ni lo uno, ni lo otro. Es una ONG es una IGO que le llaman, qué es una organización intergubernamental, donde no tenemos particulares o asociados que estamos juntos en esta organización, sino que son países lo que están aliados

Y la República Argentina tiene un representante, que no seas vos por supuesto… 

No, no tenemos representantes en Argentina, si tenemos embajadores de buena voluntad de México y Centroamérica. Para Sudamérica, soy yo, y voy viendo gente realmente comprometida, con ganas de trabajar y se les va a designando los títulos.

¿Con quién trabajas vos? Porque tu actividad es netamente privada, ¿Cómo haces para moverte en todo esto? Porque no es barato.

No, no es barato, pero bueno trabajo y tengo que agradecer al señor Remigio Maradona, que entendió la importancia de comenzar a trabajar en políticas de género dentro de la organización y gracias a su apoyo podemos llevar adelante todo este trabajo. Como él es director general de una intergubernamental, tuvimos acceso a todos los países que nos van ayudando y van colaborando.

¿Cuáles son los problemas más comunes que ves en todos los países?

En todos los países hay una mala comunicación. Yo veo que el gran problema es la falta de objetividad, y sobre todo la mala comunicación direccionada siempre genera grietas. Eso no ayuda a las mujeres y crea imágenes poco serias del movimiento feminista.

¿Se puede solucionar?

Yo creo que sí, yo creo que es una parte fundamental para comenzar a visibilizar los problemas y crear estos espacios para que las mujeres hablen, y se sepa y se entienda y se pueda tener un criterio propio de las cosas.

Cuando vos hablas de paternalismo, cuando hablas de patriarcado, cuando hablas de machismo, ¿Hay regiones en donde hay más machismo o paternalismo? ¿O es uniforme en todo el planeta?

No, el patriarcado viene de distintas formas, porque es una parte de la identidad de cada pueblo. Porque culturalmente no somos iguales a los árabes, los árabes no son iguales a los latinoamericanos; son distintos tipos de cómo incide esta forma de Cultura. Yo lo llamo así, el patriarcado es una forma de Cultura.

En los últimos años, paralela a las reivindicaciones feministas, el nivel de odio y femicidios crecieron en forma alarmante en el país, ¿Por qué motivo?

Me animo a afirmar y tengo que tomar con mucho cuidado esto porque es un tema súper sensible, a mayor información y defensa de los derechos de la mujer, es mayor la cantidad de la cantidad de femicidios, cuando tendría que ser al revés. Es como una suerte de reacción descontrolada de la parte de la sociedad.

Hay que estudiarlo mucho más a nivel antropológico y social. Ya no es una cuestión de crimen, sería aislarlo al tema. Yo creo que necesita un trabajo interdisciplinario para encarar este gran flagelo, qué es el femicidio. 

El femicidio se da en algunas regiones hasta en forma institucional, como en Afganistán, por ejemplo…

Si, institucional, económica; la violencia tiene muchas caras. Y bueno, tenemos compañeras en Afganistán también dentro de Global que nos transmiten experiencias. Que la verdad que cuando un país entra en guerra o cuándo es debilitado institucionalmente comienzan estos graves problemas contra los derechos de las mujeres.

Contame un poquito de tu vida. Al margen de esta militancia, vos tenes una actividad netamente privada y de mucho esfuerzo…

Así es. Hace un año tengo mi productora. Tengo una productora en Londres, es la única productora que hace eventos con la difusión de la cultura de América Latina alrededor del mundo. Hicimos eventos en Marruecos, en Cannes, en Dubai y es un gran placer poder ser una promotora cultural de nuestras raíces. Es muy bueno. Pero siempre con esa ese matiz de glamour, porque también se diseñadora de modas.

¿Eso te llevó a Europa?

Eso me llevó a Europa, sí, y así fui desarrollándome profesionalmente, me di cuenta del gran valor que significa promover la cultura porque a través de mi carrera me invitaron a presentar mi colección “Evita” por distintos países, y fui teniendo un estrecho contacto con personas, con seres humanos que querían conocer de mi cultura. Cuando llegué a los Emiratos Árabes Unidos, que me premiaron en varias ocasiones, ellos querían saber y conocer qué pasa en Latinoamérica.

Hace 12 años te fuiste, llegaste a Londres ¿Y qué pasó?

Bueno, llegué a Londres y el primer shock que tuve, fue un choque cultural. Viví antes tres años en Estados Unidos. Primero me fui para ahí, me fui con un intercambio, inicié, mi vida, como cualquier inmigrante de ahí, muy de abajo, trabajando de todo tipo, limpiando restaurantes, de niñera, todo lo que hace una persona que se busca la vida.

Luego conocí a mi ex pareja, un británico, y me fui a vivir a Inglaterra. Básicamente fue una cuestión personal y ahí fue que en Londres me enamoré de la ciudad y me quedé.

¿Y cómo fue la vida en Londres?

Hermosa. Siempre tuve un gran cariño por esa ciudad, un gran cariño por la gente londinense que es muy linda; una gente que tolera mucho, que da muchísimas oportunidades. Toda mi carrera se la debo realmente a Inglaterra.

¿En Inglaterra estuviste como diseñadora de moda siempre?

No, yo al principio, porque mi inglés no era bueno y lo fui aprendiendo día a día. Al principio fui niñera y cuidaba a todos niños bilingües y también era como tutora. Fue una época muy linda `para mí.

¿Cómo te afectó el Brexit?

Muchísimo en términos económicos, ha sido realmente como muy vertiginoso esta última década en Londres en todos los aspectos, políticos sobre todo y se siente mucho el cambio. Nos separamos de la Comunidad Europea y se siente demasiado.

¿Te afecto algo negocio?

Sí, sí, porque antes era todo más simple. Antes hacer un evento en Francia era más simple. Ahora todo que ir con otra gestión, qué es tediosa por la cuestión impositiva.

¿Ves mucha diferencia entre lo que es Latinoamérica, la República de Argentina y lo que es Europa?

Dentro de Latinoamérica, creo que Argentina tiene un punto de la diferencia de todo lo que es Latinoamérica, por esa mirada europea que tiene. Se nota muchísimo cuando van los argentinos a presentar a París o a Londres, se ve esa impronta europea muchísimo.

¿Cómo es el trato hacia vos?

Maravilloso. Por eso digo, muchas veces la gente pregunta cuál es la diferencia para vos entre Estados Unidos e Inglaterra y la verdad hay un mar de diferencia. El inglés es una persona que me gusta mucho porque es una persona culta, que respeta la diversidad, y una persona que da oportunidades.

De ahora en más ¿Qué va a hacer?

Termina acá y vuelvo a Londres si Dios quiere y si lo permite Putin; vuelvo a Londres y el próximo 22 de mayo tengo un evento en Cannes.

Compartir:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Revista

Staff

Director

Eduardo Huaity González

Redacción

Macarena Maristany, Gonzalo Teruel y Estanislao Dieguez.

Colaboradores

Ernesto Bisceglia, Gustavo Ítalo Yanicelli y Julio Frías

Salvador® es una publicación de
Editorial ABC S.R.L.
Gral Güemes 1717
Salta, Argentina