Revista

Captura de Pantalla 2020-03-21 a la(s) 00.10.21

El desafío de apoyar el desarrollo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Por Eduardo Huaity González

El principal problema de las empresas en el país, en especial las Pymes, es el acceso al financiamiento, que Argentina tiene un costo altísimo, sin embargo gracias al sistema de Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), este escollo puede ser salvado. Acindar Pymes es la pionera y de mayor tamaño en el país y tiene alianzas y sucursales en todo el territorio nacional.

Acindar Pymes, la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) privada más grande del país, cerró octubre con $8.895 millones de garantías emitidas en lo que va del año. Esto se traduce en el otorgamiento de 33.900 avales a más de 1.350 pymes de todo el país. En Salta tienen una alianza estratégica con Finex, una de las mayores consultoras de servicios financieros del NOA.

¿Por qué Acindar está en esto de avalar empresas a las pymes?

Acindar pertenece al Grupo Arcelor Mittal Acindar que es un grupo multinacional que adquirió el negocio de acero de la familia Acevedo allá por el año 2007, creo que se hicieron cargo de la operación argentina. Y es el principal jugador tanto en Argentina como en el mundo de la industria del acero; en la fabricación de acero y de hierros de construcción también.

En el año 2005, post crisis, toda la cadena de valor de Acindar, toda su red de distribución y entramado industrial, pyme y también sus proveedores de distintas industrias, no obtenían financiamiento y a Acindar también le costaba o financiarse o poder vender.

¿Y qué hicieron?

Un poco de historia: en 1997 se crean por la ley de Sociedades de Garantía Recíproca pero no había muchos jugadores en el mercado y vieron la oportunidad de crear una Sociedad de Garantía Recíproca que avale a las pequeñas y medianas empresas en su cadena de valores.

Es decir que Acindar las crea para financiar a las empresas que trabajaban con ella…

Correcto. Sí. Proveedores y clientes, que es netamente industrial y comercio también. A partir del 2012 se decide que no sea más una Sociedad de Garantía Recíproca cerrada, sino que sea abierta a todas las pymes, ya sean comercios, servicios, industria, minería, construcción, agropecuarios. Y desde ese momento hasta ahora fuimos creciendo y metiéndonos.

Acindar es una marca poderosa en Argentina…

Sí, pero como todo producto de una marca prestigiosa, muchas veces no identificas o sabes que es. No sabes que hace Acindar, pero sabes que es una empresa muy grande e importante, multinacional y es una gran marca Argentina. De hecho, tiene este nombre sólo en Argentina porque en el resto del mundo es Arcelor Mittal y ahora de a poco está migrando a este nombre también en el país. Pero la marca Acindar pesa mucho y eso nos permitió que nos abrieran las puertas todas las pymes.

Yo necesito muchas veces financiamiento, pero es carísimo. Por ejemplo si tengo que compararme un vehículo…

Sí. La verdad que las empresas tienen el acceso al financiamiento un poco vedado por momentos, caros por otros, o sin posibilidades de un instrumento que les permita o financiar una inversión o su capital de trabajo.

Ahí entran ustedes…

Ahí entramos nosotros. Las pequeñas y medianas empresas históricamente en Argentina, siempre quedaron excluidas del sistema bancario y financiero de la manera  que ellos necesitan. Los  Bancos con su normativa y convenios de Basilea y demás, tienen parámetros específicos de indicadores patrimoniales, de solvencia financiera e indicadores que muchas veces no cumplen. Primero porque muchas no son sociedades sino que son personas físicas que tienen una actividad personal, una sociedad de hecho y demás. Y las sociedades en sí que el balance muchas veces no refleja la actividad de una pyme.

¿Por qué ustedes pueden y los bancos no?

Porque nosotros como no estamos regulados por el Banco Central, hacemos un análisis distinto al que hace el banco; valoramos mucho más la cercanía, el conocer el proyecto que tiene una empresa, el carácter de los socios, la contragarantía que puede ofrecernos para avalar. Nosotros emitimos un aval, ya sea en el Mercado de Capitales o un inversor que quiere comprar un instrumento Pyme, lo avalamos y el Banco que le otorga un crédito a la Pyme, nosotros salimos como avalistas.

La garantía son ustedes…

Somos nosotros. El Banco Central nos tipifica como Garantía Preferida A, que es una garantía autoliquidable, con lo cual hasta el Banco mismo le sirve una garantía de SGR porque es más fácil hasta que una garantía hipotecaria de un departamento en avenida Libertador en Buenos Aires.

Digamos que son el seguro para el banco…

Totalmente seguro, libre de riesgos. Además hace más de 15 años que tenemos presencia y tenemos un grupo multinacional que nos respalda. Somos el principal accionista de Arcelor Mittal, con lo cual, eso genera mayor garantía para el inversor o para el banco que está dándole un préstamo a una Pyme.

Entonces el hecho de que no tenga riesgo en el otorgamiento, primero que pase el filtro que en banco no pasaría por normativa. Después que le dé condiciones más flexibles porque sabe que no va a tener riesgos de cobrabilidad. Y después un tema de procesos internos que los bancos tal vez no hacen. Nosotros nos enfocamos y especializamos en eso; en Pymes, en visitar y conocer y de esa manera también ahorramos mucho tiempo que el banco no tiene para disponer de eso.

¿Una empresa de cualquier tamaño que sea cómo accede a una SGR?

Por ejemplo acá en la provincia de Salta, estamos aliados a Finex, que son nuestro brazo articulador que tiene presencia en la provincia. Acindar Pyme desde su fundación en el año 2005 hasta ahora, tiene cinco sucursales físicas que están en Neuquén, Córdoba, Rosario, Mendoza y Tucumán. Y tenemos representaciones en la mayor parte de las provincias, por lo menos las que tienen entramados industrial o agropecuario más fuertes, y trabajamos en alianzas con actores importantes o reconocidos en esa provincia.

¿Dónde se puede encontrar más información?

Las Pymes pueden acceder a hacer una precalificación online en nuestra página que es www.acindarpymes.com. ar y desde ahí ya van a poder generar una calificación y tomar contacto con nuestro equipo comercial y a partir de ahí el legajo que se arma es hoy totalmente digital. Son documentos que las empresas tienen que tener, ya sean sociedades balances, ventas, etc, lo básico. Con eso ya tenemos una precalificación. Después tenemos dos herramientas de financiamiento, que una vez que está calificado y con las que trabajamos mucho, a las que pueden acceder; una es el mercado de capitales, que las pymes y además somos el vehículo en sociedad también con los Alycs que son las sociedades de bolsa, que son las que posibilitan la intermediación, articuladores entre las Pyme, el mercado y las SGR.

Son muchos actores en juego…

Es un trabajo en equipo para facilitarle el primer acceso a las Pymes y tienen información constante del mercado, ya que leen en los diarios, porque  sale muchísimo en Ámbito Financiero, la tasa, el cheque de pago diferido en bolsa, o los cheques avalados. El año pasado, por ejemplo había una tasa muy alta en los bancos y este año ya están bajando, pero no piensan en la Bolsa como forma de financiación.

Eso pensamos todos, que la bolsa es una gran empresa, que es parte de una película que no existe en la realidad…

No. Nosotros somos justamente un vehículo para que la Pyme pueda acceder y no tiene que asustarse porque los que hacemos en todo el proceso es la sociedad de bolsa, la SGR y su brazo comercial en el proceso, y los tiempos son bastantes rápidos una vez que está calificado para operar.

La otra parte importante además del Mercado de capitales, son las entidades bancarias. Trabajamos con las principales, prácticamente con todas, en líneas que sacan específicas para un determinado sector de la economía o para algún convenio con alguna gran empresa para la compra de bienes capitales y lo que hacemos ahí es avalar a la Pyme también en el préstamo bancario. Entonces la Pyme continúa el pago de la cuota del préstamo con el banco, y en el caso de incumplimiento o atraso, la SGR es la que responde inmediatamente al banco.

Teniendo en cuenta los costos del dinero en Argentina, las tasas de intereses, sacar un préstamo, endeudarse es casi un suicidio…

Lo que pasa es que se resintió todo en el último tiempo. Por un lado en cuanto a capital de trabajo tuvimos muchísimas más demanda que no es a lo que estamos mayormente acostumbrados. Nosotros estamos más enfocados en evaluación de proyectos, en la adquisición de capital, en la inversión de obras civiles para las Pymes y tuvimos que corrernos un poco de lo que es capital de trabajo por la demanda y necesidad de financiamiento que hubo y que prácticamente que fue transversal a casi todas las industrias durante la tormenta del año pasado. Pero las oscilaciones en el tipo de cambio, el aumento inflacionario, el aumento de tasas de interés, la reducción de calificación por parte del sistema. Se fueron quedando como rezagadas y el financiamiento en el mercado de capitales del último año creció casi el 300%. Los cuales, los cheques avalados de pymes fueron de los que más empujaron ese crecimiento del mercado de capitales. Siempre se escucha que el mercado de capitales de Argentina es chico en comparación de cualquier bolsa del mundo. Nosotros con las SGR, que es el instrumento más democrático para el acceso al financiamiento de las pequeñas y medianas empresas, son las que más pesan en la estructura económica argentina y que son casi el 90% de las empresas.

El imaginario popular tiene a la Bolsa como un centro de especulación únicamente…

La Bolsa es sinónimo de timba para el que no conoce. Pero esta es la Bolsa productiva, o sea, la Bolsa de los cheques de pago diferidos y herramientas que propone el sistema, es la Bolsa real, productiva.

Vos queres invertir en la Bolsa y que esto impacte de manera real, vení y cómprate un cheque de una Pyme, avalada por una SGR que no tiene riesgo para vos que sos inversor y llévate una tasa de interés y estas colaborando con la economía real. Esta es la parte no timba la bolsa.

¿Cualquiera puede trabajar con la Bolsa?

Nosotros lo que exigimos como requisito básico es un certificado Pyme que lo gestiona cada empresa, ya sea persona física o una sociedad, ante el Ministerio de Producción de la Nación.

¿Es más barato el financiamiento de la Bolsa que en el sistema bancario?

Hubo momentos en que sí. Nosotros somos un complemento y vamos siempre buscando las mejores alternativas de financiamiento para las Pymes. Nosotros los asesoramos que es lo mejor en ese momento para lo que ellos necesiten; si es inversión, si es largo plazo. Los instrumentos de bolsa son de corto plazo. Hay un instrumento que es la Obligación Negociable Simple que se creó a partir de la Ley de Mercado de Capitales, creo que es la ley que incluye esto también, en las cuales antes solamente una gran empresa podía emitir en el mercado, hoy una Pyme puede también emitir deuda, puede vender su proyecto a un inversor avalado por una SGR.

Digamos que la SGR puede estar en cada uno de los pasos previos de la financiación de una empresa…

Nosotros lo que siempre recomendamos es que nos tomen como un referente a la hora del financiamiento, y lo que muchas veces les decimos, es que nos consulten, que se bajen nuestra aplicación que es Acindar Pyme, para estar en seguimiento tal vez de tasas y novedades. Estamos constantemente comunicando y les recomendamos que estén al día con las líneas de financiamiento que hay para ellos. Y lo vamos a hacer siempre a través de la estructura bancaria. Pero va a ser mucho más económico para la Pyme.

¿Sirve también para empresas de servicio?

Sí. Todas las actividades; servicio, construcción, minería, industria, agropecuaria, todo.

Hay otra herramienta que es muy potente que es la figura del socio protector…

Tenemos un fondo de garantía que es lo que apalanca todos los avales que emitimos. Nosotros captamos inversores que tienen la figura de socios protectores, que son los que invierten para desgravar el 100% del impuesto a las ganancias y para obtener el rendimiento del aporte como si fuese una inversión. Entonces, ese fondo que hoy es de casi de 3 mil millones de pesos en Acindar, nos permite la normativa avalar hasta cuatro veces ese fondo. O sea, nosotros tenemos un peso de resguardo en un encaje como bancario y podemos dar cuatro veces eso.

¿Siempre es esa proporción de 1X4?

Nuestra política igual siempre fue estar más cerca del 3 que del 4. No hay que tirar demasiado, pero si nos demandó mucho el mercado ahora porque hubo una migración de las Pyme de un mercado al otro para obtener financiamiento barato, pero todo eso va a tender a normalizarse. Necesitamos para crecer y para eso tenemos que captar nuevos inversores protectores. Reducen el 100% del impuesto determinado, si no desgravan el 100% del aporte que hacen de lo que tengan de la base imponible de ganancias. Reducen el anticipo del año siguiente de ganancias, porque el anticipo se calcula sobre lo cual tributó el año anterior, y además de las inversiones, está nuestro fondo de garantías para respaldar los avales que emitimos.

¿Cómo hicieron empresas como ustedes para gambetear estos dos últimos años?

Fue un año duro, particularmente el último por el incremento en la tasa de interés y las tasa de financiamiento Pyme. Pero así y todo fue un año muy productivo para nosotros porque se dio a conocer mucho más la herramienta y las Pyme comenzaron a utilizar la herramienta de la SGR como una herramienta financiera de cabecera, producto también del asesoramiento de consultores, contadores, de la prensa que se le dio al sistema, porque es algo que existe hace 20 años pero que nunca se explotó en demasía. Siempre estamos como sobredemandados. Nunca tuvimos un problema de falta de demanda, pero el crecimiento viene dado por captar nuevos inversores.

¿La situación económica del país no aumentó la tasa de morosos?

Realmente tenemos una mora baja respecto a los 12 mil millones de pesos que avalamos en el último año. En el 2019 avalamos a más de 2200 Pymes por 12 mil millones de pesos y un porcentaje muy chico corre con mora. El fondo es súper sólido y responde. Tratamos siempre de poner parámetros bajos; no avalamos cualquier operación a una tasa estrambótica, siempre tenemos como prioridad cuidar a la Pyme para que acceda a la mejor tasa posible, porque no queremos generar un problema si no un beneficio y que puedan pagarlo, que lo vuelvan a utilizar y a recomendar.

Hace 20 años que está el sistema. ¿Por qué no tuvo presencia anteriormente?

Es un trabajo que lleva tiempo. Los Bancos siempre financiaban a las Pymes, pero el margen tal vez no fue del todo adecuado para el giro comercial de las Pymes en general. Pero el mayor problema tal vez, es que las Pymes eran más tradicionales, al Banco lo reconocen, la cara que ven, lo tienen cerca, y otorga mayor practicidad. Pero hoy las herramientas tecnológicas que se están desarrollando, están cambiando muchísimo esta realidad. Nosotros estamos por comenzar a avalar también facturas de crédito electrónicas; estamos en breve lanzando el icheck que va a posibilitar que hagamos toda esa transacción sin el cheque físico, con lo cual eso va a acortar las distancias y va a democratizar el acceso al financiamiento de empresas de Salta, Misiones o de Santa Cruz por ejemplo. No va a tener que viajar el cheque físico de la Pyme por todo el país, porque cuando se necesita emitir un cheque no es por gusto, sino que lo hace porque necesita el financiamiento y el hecho de estar 48 o 72 horas esperando que el cheque viaje a Buenos Aires es terrible. Eso es lo que se viene y que van a ser herramientas que las Pymes van a utilizar porque no hay mayor conveniencia que esto.

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Recientes

Manténgase al día

Subscribase a nuestra Newsletter semanal

Una selección de nuestras mejores notas, en su cuenta de correo.

Revista

Staff

Director

Eduardo Huaity González

Redacción

Macarena Maristany, Gonzalo Teruel y Estanislao Dieguez.

Colaboradores

Ernesto Bisceglia, Gustavo Ítalo Yanicelli y Julio Frías

Salvador® es una publicación de
Editorial ABC S.R.L.
Gral Güemes 1717
Salta, Argentina